sábado, 23 de febrero de 2013

Nueva Autoridad del Agua

Balance sobre el PROYECTO DE LEY No. 573, DE LA AUTORIDAD DEL AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO que ha sido presentado para su discusión, en la Asamblea Nacional, el 21 de febrero del año en curso.
BALANCE POSITIVO

1. Se crea la Autoridad con fondos separados del gobierno central y derecho de administrarlo.
2. Se dota a la autoridad, facultad para proteger los recursos hídricos.
3. Se crea una unidad rural de agua potable y saneamiento, para las comunidades rurales.
4. Se crea un fiscalizador general, responsable por la realización y supervisión de auditorías e investigaciones, relacionadas con la operación de la autoridad.
5. El presupuesto de la Autoridad, no formará parte del presupuesto general del Estado.
6. La Asamblea Nacional no tiene facultad para modificar el presupuesto de la Autoridad, sólo puede aprobarlo o rechazarlo.
7. Los fondos de la Autoridad podrán ser colocados a corto plazo, en instrumentos de inversión.
8. El gobierno no podrá comprometer los ingresos brutos percibidos por la Autoridad.
9. Las entidades públicas, deberán pagar, la tarifa que les corresponda.
10. Se establecen derechos, para los usuarios del servicio.
11. Se permite recurrir a los usuarios ante la ASEP, cuando los niveles de servicio, sean inferiores a los establecidos.
12. La nueva institución no  podrá ser privatizada.
  BALANCE NEGATIVO
1.    La junta directiva de la de la Autoridad no la integran, ciudadanos de la sociedad civil, como fiscalizadores de la cosa pública.
2.    No establece que la Contraloría General pueda ejercer el control previo, sólo el posterior y esto es inconstitucional.   (Ver el artículo 50 del instrumento en cita y confróntelo, con el artículo 280 constitucional)                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             
3.    Se permite que la nueva institución elabore su propio régimen de contrataciones públicas diferente al que existe para el resto  del gobierno, como si fuera una especie de república aparte y se hace énfasis a que puede contratar directamente y esto, se puede prestar,  para actos de corrupción.
4.    Libera al ente del pago de daños y perjuicios hacia los particulares,  si en materia de contratación, sus funcionarios actuaron con desviación de poder y esto es inexplicable,  ya que para el resto del Estado, opera otra filosofía.
5.    No consta, como requisito para los administradores de la Autoridad, el que se tenga un título universitario de ingeniería o de alguna carrera a fin, al servicio que va a prestar.
6.     Invade el ejercicio libre del poder judicial cuando afirma que en ningún caso, podrá decretarse la suspensión provisional de cualquier acto demandado de la AUTORIDAD, ni en la jurisdicción contenciosa administrativa (sala tercera) ni en los recursos de amparo de garantías constitucionales (pleno de la corte).

No hay comentarios:

Publicar un comentario