miércoles, 22 de mayo de 2013

¿Los contratos públicos se pueden anular de oficio?




Políticos mencionan la posibilidad de revisar todos los contratos emitidos en la administración inmediatamente anterior, pero ¿puede un gobierno anular per se, los contratos hechos, por el gobierno antecesor, si los encuentra desacertados?

La respuesta es NO.

La Corte Suprema de Justicia, Sala Tercera, expresó sobre, la revocatoria de un acto administrativo emitido, (PUEDE SER IGUALMENTE UN CONTRATO PÚBLICO REFRENDADO) lo que sigue: “Debe pues, la Administración recurrir a la vía jurisdiccional ordinaria, a fin de anular sus propios actos que confieren esos derechos. Jaime Vidal Perdomo al respecto nos ilustra cuando sostiene que “el respeto a las situaciones jurídicas creadas o definidas por los actos administrativos puede ser tal que se hagan irrevocables aunque sean ilegales. En el derecho Español se denomina recurso de lesividad el que puede interponer la Administración ante los jueces contra sus propios actos que declaran derechos ante la imposibilidad que encuentra de revocarlos directamente… en algunos casos esos derechos son asimilables al derecho de propiedad y es dable exigir, para ser privado de ellos, ley que los declare de utilidad pública e indemnización; pero estos derechos pueden haberse adquirido de forma ilegal, por lo que se menciona que para que el acto sea irrevocable el beneficiario debe ser de buena fe” (Sentencia de 27 de abril de 2010)


Los contratos que se reputan como escandalosos, se pudieran demandar ante la Sala Tercera de la Corte y si ésta, los encuentra ilegales entonces es que se podría, a lo legal, exigir responsabilidades a los actores, pero no antes, pues los contratos son actos administrativos que se consideran como válidos y legales, hasta que la Corte pudiera decir lo contrario. (Principio de Presunción de Legitimidad que impera en el derecho administrativo).



No hay comentarios:

Publicar un comentario