jueves, 20 de junio de 2013

Nueva ley con poco contenido social



La ley 44 de 2013,  modifica el código penal y sanciona con prisión a quien sin autorización, ocupe total o parcialmente un inmueble o terreno.

Esto lo veo incomprensible, y pareciera que lo que hace es proteger la inversión de los grandes acaudalados, para que no se estresen, en las corregidurías, al momento de pedir el lanzamiento por intruso, del invasor.

Hoy en día hay mecanismos, para lanzar al intruso, pero como demoran un poco, se les está facilitando la vida en sociedad a los propietarios de inmuebles, para que se ahorren el subir y bajar las escaleras, de algunas corregidurías, que a veces están,  hasta en mal estado.

No todo el que invade es delincuente. Ahora lo tipifican como tal.

Por ser una norma absurda, a mi juicio, quedará, en desuso como la ley carcelazo, ya que sería difícil encarcelar a toda una familia invasora.

¿Quién asesora a algunos políticos en Panamá?

El artículo medular de la Ley 44, reza así:

 Artículo 1. Se adiciona el artículo 229-A al Código Penal, así:
Artículo 229-A. Quien, sin autorización, ocupe total o parcialmente un inmueble, terreno  o  edificación ajeno será sancionado con prisión de uno a tres años o su equivalente en  días-multa o arresto de fines de semana.

La sanción será de tres a seis años de prisión a quien promueva, patrocine,  induzca, financie, facilite, colabore o incite la ocupación del inmueble, terreno o  edificación ajeno.


Cuando el hecho se cometa en áreas colindantes con quebradas, ríos o fuentes de  agua o en zona declarada como área protegida, zona de preservación ambiental y  ecológica dotada de atributos excepcionales que tengan limitaciones y condiciones que justifiquen su inalienabilidad e indisponibilidad, áreas de reservas para la construcción de obras públicas, zonas de contaminación ambiental o zonas vulnerables a riesgo de  fenómenos naturales adversos u otros provocados por el hombre, la sanción se aumentará  de un tercio a la mitad. 

1 comentario:

  1. Esa norma contradice el concepto civil de posesión y tenencia. Es una aberración jurídica.

    ResponderEliminar