viernes, 19 de julio de 2013

10 Acciones negativas, de los partidos políticos de Panamá.





1.   Disuaden a sus miembros a declinar de sus aspiraciones legítimas, de correr en diversos cargos de elección popular.
2.   Reservan espacios a cargos de elección popular, a ciertas personas, sin que tengan que acudir los mismos, a una elección interna, para tal fin.
3.   No honran las normas electorales generales, en perjuicio de su propia membresía.
4.   No se les ve que promocionen con ahínco, las candidaturas de las mujeres a lo interno ni mucho menos, la de los sectores minoritarios de su membresía, (etnias por ejemplo).
5.   Proyectan en los medios, solo a las personas allegadas a la directiva.
6.   No se autorregulan, en torno al tope que debe haber, en los gastos electorales de cada candidato, en sus comicios internos.
7.   No le rinden cuenta al pueblo elector, de las donaciones privadas que reciben.
8.   No le informan al ciudadano, del como usan el subsidio electoral que reciben del Tribunal Electoral, pero si desean que los funcionarios le rindan cuentas a ellos.
9.   No procuran enseñar ni filosofía ni valores a su membresía. En la práctica, se ve otra cosa.
10.   La directiva no suele visitar, a las bases de los partidos.

Las comentadas acciones, debieran considerarse inadmisibles en democracia, máxime que reciben los partidos políticos, un subsidio pagado por todos los panameños; por tal motivo, los colectivos debieran hacer ingentes esfuerzos, para superar la falencias anotadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario