martes, 2 de julio de 2013

Errores de los partidos políticos



Algunos partidos políticos están designando a cargos de elección popular, a algunas personas de manera unilateral, por parte de directivos, de los colectivos.

Esta decisión a mi juicio, podría ser ilegal, explico.

El código electoral permite que las designaciones para algunos cargos de elección popular, se hagan conforme a lo que rezan los estatutos de los partidos, pero esto no quiere significar, que se pueda atentar, contra los principios democráticos.

¿Qué dice el código electoral?

Artículo 236. Las postulaciones de los partidos políticos a puestos de elección popular se harán:
1. Cuando se trate de candidatos a Presidente de la República, por elecciones primarias, en cuyo caso el candidato a Vicepresidente será designado por el candidato presidencial y ratificado por el Directorio Nacional.
2. Cuando se trate de Diputados al Parlamento Centroamericano, por el procedimiento establecido en los estatutos de cada partido político, aprobados por el Tribunal Electoral en fecha anterior a la postulación.
3. Cuando se trate de postulaciones de Diputados de la República, Alcaldes, Representantes de Corregimiento y Concejales, la postulación se hará de conformidad con lo previsto en los estatutos de cada partido.

Artículo 88. Todo partido político constituido estará fundamentado en principios democráticos, para lo cual procederá de acuerdo con la voluntad de la mayoría de sus miembros y se regirá por sus estatutos que, una vez reconocidos por el Tribunal Electoral, tendrán fuerza de ley entre sus afiliados.

¿Qué dice la constitución?

Constitución

ARTICULO 138. Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumentos fundamentales para la participación política, sin perjuicio de la postulación libre en la forma prevista en esta Constitución y la Ley. La estructura interna y el funcionamiento de los partidos políticos estarán fundados en principios democráticos.
La Ley reglamentará el reconocimiento y subsistencia de los partidos políticos, sin que, en ningún caso, pueda establecer que el número de los votos necesarios para su subsistencia sea superior al cinco por ciento de los votos válidos emitidos en las elecciones para Presidente, Diputados, Alcaldes o Representantes de Corregimientos, según la votación más favorable al partido.


A mi juicio, las designaciones unilaterales, violan los principios democráticos a los cuales se deben los partidos y abre a su vez, el compás para que mañana los colectivos, pudieran escoger de la misma manera a todos sus candidatos a puestos de elección popular.


La primaria no es la única vía democrática,  las convenciones podrían cumplir igual papel y son menos costosas.

Finalmente comento que un estatuto, no puede debilitar la democracia,  que está en rango constitucional y legal, ni puede tampoco patentizar un distingo para beneficiar a algunos, en detrimento de otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario