martes, 6 de agosto de 2013

La Contralora debe rendirle cuentas al país



A la Defensora del Pueblo se le ha destituido del cargo, por haber obrado con negligencia notoria en el cumplimiento de los deberes del cargo,  según la Asamblea Nacional, producto de  haber firmado unos contratos directos por un monto inferior a los 300,000.00, dólares, llevados a cargo con el refrendo de la Contraloría General de la República.

Si bien la Contralora General, no es responsable directa ni solidaria de tales contrataciones, a mi juicio, sino su personal delegado, que participó en los actos cuestionados, por aquello de la delegación administrativa; ella si tiene, en mi concepto,  la obligación de rendirle cuenta al país, sobre el porqué su personal subalterno, avaló tales instrumentos, sobre las normas de fiscalización de la entidad, que desconocen muchos, sobre las correcciones que está haciendo, sobre las sanciones que está imponiendo al personal que participó en las contrataciones cuestionadas, si es que lo está haciendo; etc.

Ella tiene la obligación moral de hacerlo, es más, La filosofía de la ley de transparencia así lo impone.

Veamos.

Ley 6 de 2002

Obligación de Informar por Parte del Estado
Artículo 8. Las instituciones del Estado están obligadas a brindar, a cualquier persona que lo requiera, información sobre el funcionamiento y las actividades que desarrollan, exceptuando únicamente las informaciones de carácter confidencial y de acceso restringido.

El hecho de que la Asamblea Nacional no la haya querido citar  a rendir cuentas; no la exime, de que ella, motu proprio, lo haga, como lo dicta la ley antes citada.

Como ciudadanos, merecemos una explicación al menos coherente, sobre el cómo fiscaliza, este ente de control de Panamá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario