sábado, 3 de agosto de 2013

Venta de las acciones de las empresas mixtas (modificación a la ley del FAP)


Inicio planteando que como ciudadano panameño, no estoy de acuerdo con la venta de las acciones de las empresas mixtas, debido a que es un patrimonio nacional de todos los panameños. Corolario de lo anterior, algunas ellas le otorgan al Estado, buenos ingresos nacionales, por sus acciones.

Con el Proyecto de Ley No. 569 se pretende modificar artículos de la Ley 38 de 5 de junio de 2012, que crea el Fondo de Ahorro de Panamá.

He leído íntegramente el proyecto como quedó aprobado en tercer debate, en la Asamblea Nacional, y no he encontrado en el mismo, un sólo artículo,  que posibilite la venta directa de las acciones de las empresas mixtas, en este instante.

Dejo claro que la venta de las acciones en comento,  se puede hacer a lo legal, con o sin modificación de la ley del FAP, tan solo apelando a la permisibilidad que radica en el régimen jurídico de cada empresa mixta en cuestión.

¿Qué pasaría si un gobierno cualquiera, pretenda vender, en un futuro las acciones de una empresa mixta sin modificación a la ley del FAP?

Respuesta: los ingresos de la venta, entrarían a la cuenta común y corriente del gobierno, sin limitación del gasto público.

Es más fácil, mal gastar el dinero en la cuenta común, que en el FAP; debido a las restricciones legales, que existen en el uso de ese fondo último.

La suspicacia del proyecto parece encontrarse, en la no tan alta credibilidad que hay, en algunos personeros del gobierno, que están impulsando el cuestionado proyecto y en la Asamblea Nacional, que aprobó el documento.

Si bien el Proyecto de Ley, ut supra (citado arriba), dice que uno de los ingresos que nutre el fondo FAP, son los fondos provenientes de la venta de las acciones de las empresas mixtas; esto per se, no significa que se está abriendo el compás para la venta en sí, cuenta habida, que la transacción de venta de acciones, deberá sujetarse al régimen especial de la empresa mixta constituida en cada caso y a otras normas, y no, a lo que dice el FAP.




No hay comentarios:

Publicar un comentario