jueves, 21 de noviembre de 2013

Insólito



Ayer se cuestionaba y con buen tino, que la Sala Tercera de la Corte atendiera un caso contra el Tribunal Electoral, en base al código judicial, por aquello de la violación supuesta, de los derechos humanos, ya que la Carta Magna en su artículo 143 dice que sólo caben contra las decisiones del Tribunal Electoral, las acciones de inconstitucionalidad ante el Pleno de la Corte y la Constitución está por encima del código judicial.

Hoy se presenta una queja contra un magistrado de la Corte, ante el Pleno de la Corte, por faltas a la ética judicial, en base a lo que dispone el código judicial, no obstante, la Constitución dice en su artículo 160 que es la Asamblea Nacional la idónea para atender los casos contra los magistrados de la Corte por actos en violación de la ley y la Constitución, pero ahora no se alega que la Carta Magna priva sobre el código judicial, como se afirmaba otrora.

¿Quién entiende a algunas personas?

Mi opinión es que al magistrado Moncada sólo lo puede juzgar la Asamblea, por actos ejecutados en el ejercicio de sus funciones en perjuicio del libre funcionamiento del poder público o violatorios de la Carta Magna o las leyes, si lo que se pretende con ello, es buscar su destitución.

Dura es la ley pero es la ley. No se debe trastocar el derecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario