martes, 18 de marzo de 2014

Acción contra el Tribunal Electoral, no debe ser viable en el Ministerio Público



    
Un grupo de personas han presentado acciones penales contra los magistrados del Tribunal Electoral, por la venta de la base de datos del SVI. Se depreca inclusive,  la separación de los cargos de los mismos.

Aunque soy del sentir que debe respetarse la intimidad de las personas, en base a lo que dispone el artículo 42 de la Carta Magna patria, la acción ensayada  a mi juicio, es improcedente, porque los magistrados actuaron por la permisibilidad que les dispensó, la ley del registro civil.

Carta Magna

Artículo 42. Toda persona tiene derecho a acceder a la información personal contenida en bases de datos o registros públicos y privados, y a requerir su rectificación y protección, así como su supresión, de conformidad con lo previsto en la Ley.
Esta información sólo podrá ser recogida para fines específicos, mediante consentimiento de su titular o por disposición de autoridad competente con fundamento en lo previsto en la Ley.

Texto Único del Registro Civil

Artículo 83. El Tribunal Electoral, a través de la Dirección Nacional del Registro Civil, podrá brindar por Internet u otros sistemas de comunicación, servicios de verificación y consulta de identidad ciudadana, de conformidad con las tarifas y la reglamentación aprobada al efecto por los magistrados del Tribunal Electoral.


Se aclara que el Tribunal Electoral en ningún momento ha vendido ni ha cedido la administración de la base de datos del SVI, ni muchos menos la ha dado en concesión a terceros, ya que la administra, la misma corporación electoral, que lo que permite es su acceso; por lo que no ha flagelado tampoco, el artículo 84 de la ley del registro civil.

Lo que procedería en este caso a lo legal es, o la interposición de una acción de inconstitucionalidad contra la ley del registro civil o una modificación a la ley en cita, por parte de los padres de la patria (los diputados).

Flaco favor se le hace al devenir democrático electoral, la acción de marras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario