lunes, 5 de mayo de 2014

10 moralejas sobre las elecciones panameñas del 2014



1. Los cierres de campaña no votan. Si fuera por el número de los concurrentes a los actos, el resultado de la elección presidencial hubiese sido otro. Muchos asisten a los actos o por los artistas que van, o en apoyo al candidato a cargos medios o por la persona que lo invita o por la vianda etc., pero no necesariamente por el candidato presidencial.

2. La campaña sucia puede producir el efecto Búmeran hacia quien, el pueblo, percibe es el productor de la misma.

3. No siempre el que tiene más propaganda gana. De las tres alianzas electorales principales, la que gano, fue la que menos invirtió en este rubro.

4. No siempre el asesor foráneo da en el clavo. Los extranjeros que asesoraron a las alianzas más acaudaladas, fallaron en sus técnicas.

5. El pueblo no vota por encuestas en Panamá. El pueblo decidió por una persona que no era favorecida por ninguna encuesta, porque le gustó el candidato y/o su propuesta y punto.

6. Las propuestas sencillas privan sobre las técnicas. El pueblo prohijó mentalmente, por ejemplo, la propuesta del control de precio de emergencia, porque se la vendieron clara, efectiva y ejecutable.

7. No siempre el partido más grande, es el que hace la diferencia en un torneo electoral. Algunos partidos contaban su membresía y su estructura y se daban golpe de pecho y hasta se consideraban asimismo, como los virtuales ganadores prematuros en la elección presidencial, sin embargo, perdieron.

8. La rendición de cuenta es importante. El pueblo tuvo la percepción de que faltaba una mejor explicación en el uso de los bienes del Estado, por parte de la administración gubernamental y procedió, en consecuencia.

9. No siempre hay fidelidad ciega de los candidatos de un colectivo. Del resultado de la elección para diputados y para los gobiernos locales, podría concluirse, que se apeló mucho a buscar el voto individual, que el de toda la oferta electoral partidaria, como un todo indisoluble.


10. Las personas famosas pero cuestionadas afectan negativamente. No todo el apoyo de las personas, ayudan a la causa electoral; es el apoyo promovido por las personas, que se perciben como inobjetables en la sociedad, el que produce los efectos esperados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario