sábado, 17 de mayo de 2014

Convocatoria a sesiones extraordinarias en la asamblea



El país no debe considerarse que está en piloto automático hasta el 1 de julio del año en curso, por lo tanto,  si se convocó a sesiones extraordinarias en la Asamblea Nacional, los Honorables Diputados debieran ir y cumplir con ello, su papel controlador.

El diputado que no vaya a sesionar en las sesiones extraordinarias, no tendría autoridad moral a mi juicio, para objetar luego, las leyes que pudieran considerarse injustas o inadmisibles, pero fueron aprobadas en tales sesiones, por la mayoría.

Es una imprudencia el motivar a que la oposición no vaya a las extraordinarias. El contrapeso deben ejercerlo con dignidad y gallardía.

Los que plantean no ir a sesionar, es como si dijeran que para el próximo periodo constitucional, la bancada minoritaria de diputados en la Asamblea Nacional, debiera abstenerse de asistir al pleno legislativo, por considerarse innecesario.

Vale la pena destacar, que el artículo 150 de la Carta Magna reza que, los Diputados actuarán en interés de la Nación y representan en la Asamblea Nacional a sus respectivos partidos políticos y a los electores de su Circuito Electoral, por tanto, tienen un deber que cumplir.

Finalmente me inquietan algunos temas que incluyeron para debatir, en estos periodos extraordinarios, que no revisten para mí, de la urgencia debida, como  por ejemplo: el de declarar el área protegida denominada “Refugio de Vida Silvestre de Juan Hombrón” pero la convocatoria se hizo y varios temas fueron incluidos, por lo que debieran evacuarse los mismos, como corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario