domingo, 24 de agosto de 2014

El sobrecosto no puede refrendarse



Es incorrecta la afirmación que indica que la Contraloría no tiene la potestad para rechazar un contrato con sobrecosto.

La Corte Suprema de Justicia, Sala Tercera,  en sentencia del (7) DE ABRIL DE DOS MIL CUATRO (2004), ratifico la potestad que tiene la Contraloría para rechazar previamente un contrato con sobrecosto. La Corte dijo lo que sigue:


“Para concluir, la Sala debe agregar que las objeciones de índole económica que puede argumentar la entidad fiscalizadora para no refrendar un contrato u otro acto administrativo que afecte el patrimonio público, no se limitan a la inexistencia de una partida presupuestaria o la insuficiencia de fondos. Como bien afirma la señora Procuradora de la Administración, la compra de un producto o la contratación de un servicio más oneroso que otros similares en el mercado, que igualmente sirven a la adecuada satisfacción de las necesidades que animaron la celebración del acto público, constituye una obvia razón de orden económico, que permite a la Contraloría negar su refrendo”.

El concepto de control previo lo definió claramente la Contraloría mediante la Nota Núm.764-Leg., de 23 de mayo de 2000; en la misma, el Contralor General de la República, de la época, realizó algunas precisiones en torno al concepto de control previo. Seguidamente, reproducimos la parte medular de la citada nota. 


“Es importante hacer referencia a cada tipo o modalidad de Control, a saber: 

1. Control Previo: 

Las orientaciones y lineamientos que proporcionan los conocimientos y métodos científicos de las Ciencias Superiores de Fiscalización, permiten definir el Control Previo como la acción de fiscalización que ejerce el Ente Superior de Control de un país, sobre los actos administrativos que afecten o puedan afectar un patrimonio público, antes que tal afectación se produzca, con el propósito de que se realicen con corrección, dentro de los marcos legales y con razonabilidad económica.

Finalmente comento que desconozco el por qué no se le dijo a los honorables, padres de la patria, la existencia de esta jurisprudencia, para asuntos meramente didácticos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario