viernes, 1 de agosto de 2014

La figura del “cabildero” en Panamá, puede ser tráfico de influencias




Ha salido en los medios de comunicación social,  que personas pudieron haber recibido supuestas comisiones por haber hecho lobby en favor de particulares, por las reuniones, efectuadas, con algunos funcionarios.

El hecho de que se pudiera haber recibido, estas supuestas comisiones, por el contacto; de ser cierto, a mi juicio podría representar, la comisión de un delito en Panamá y debe  ser investigado y sancionada ésta práctica, por aspectos de transparencia en nuestro país.

¿Qué dice el código penal?

Tráfico de Influencias

Artículo 354. Quien valiéndose de su influencia o simulando tenerla, solicite, reciba, acepte promesa o prometa en beneficio propio o de un tercero, dinero, bienes o cualquier otro provecho económico o con efecto jurídico, con el fin de obtener un beneficio de parte de un servidor público o un servidor público extranjero de una organización internacional en asunto que se encuentre conociendo o pueda conocer, será sancionado con prisión de cuatro a seis años.
La pena será de cinco a ocho años de prisión, si quien ejerce o simule influencia es un superior jerárquico de quien conoce o debe conocer el asunto de que se trata.



Los ciudadanos si bien no queremos persecución política, sin sentido; pero afirmamos que muchos lo que si queremos, es la certeza del castigo y respeto al estado de derecho y a las instituciones democráticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario