miércoles, 13 de agosto de 2014

Los candidatos no impugnados pero proclamados


En las elecciones pasadas del 4 de mayo, en los circuitos plurinominales, hubo candidatos proclamados como diputados pero no han recibido credenciales, pues hubo una impugnación de las elecciones, producto de una demanda y/o recurso que interpuso un candidato, contra otro, argumentando, la celebración de las elecciones sin las garantías requeridas en la Constitución Política y en el Código Electoral.

Al parecer, la línea de pensamiento del Tribunal Electoral, en el evento de que se conceda la impugnación, es ordenar los comicios entre todos los candidatos, incluyendo los que no fueron impugnados, pero ganaron.

Por eso algunos, abanican la idea de prohijar un proyecto de ley de reforma electoral hoy, a toda luz inconstitucional, para pretender hacer justicia a los candidatos no impugnados pero proclamados como ganadores en un circuito.

NO SE REQUIERE DE UNA REFORMA ELECTORAL, PARA HACER JUSTICIA HOY

Fundamento legal.

Código Electoral

Artículo 342.
En los casos de los numerales 2 al 14 del artículo 339 de este Código, solamente se celebrarán nuevas elecciones cuando se afecte el derecho de los candidatos.
Artículo 347.

No se podrán extender credenciales a ningún candidato cuyo derecho a  ser proclamado pudiera resultar afectado por demandas de nulidad, instituidas por este  Código y pendientes de decisión por el Tribunal Electoral.

Tesis propia: La interpretación que debiera hacer el Tribunal Electoral, sobre el tema,  es el de no otorgar credenciales a los candidatos no impugnados pero proclamados, mientras no se termine el proceso administrativo de anulación, pero una vez concluido éste, si se considera que los no impugnados que ganaron, no tuvieron nada que ver con la violación de los principios y normas, que la Carta Magna y el Código Electoral consagra, debe otorgarles las credenciales de rigor y ordenar los comicios entre todos los candidatos inscritos,  excepto los favorecidos, pues no cometieron falta alguna.

El Tribunal Electoral tiene competencia para interpretar la ley electoral, y no necesita, sobre el punto en cuestión, que el legislador intervenga en destiempo, para facilitarle su labor.

Constitución.

ARTICULO 143. El Tribunal Electoral tendrá, además de las que le confiere la Ley, las siguientes atribuciones que ejercerá privativamente, excepto las consignadas en los numerales 5, 7 y
10:
1. …
2. …
3. Reglamentar la Ley Electoral, interpretarla y aplicarla, y conocer de las controversias que origine su aplicación.

Concluyo que los magistrados deben interpretar la ley con lógica y justicia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario