domingo, 21 de septiembre de 2014

Principales retos para el presidente y su nuevo gobierno



Que su gobierno,  cumpla con la mayoría de sus promesas de campaña. Especialmente, la promesa de los 58 dólares al pueblo.

Que ejecute planes que permita a Panamá seguir en el sitial que ostenta, a nivel internacional, en cuanto a bonanza financiera.

Que impulse restricciones gubernativas, a fin de que no se elaboren contratos directos, para favorecer exclusivamente a empresas  o a personas definidas.

Que administre los bienes del Estado, como buen padre de familia. No es viable que el PAN haga el contrato por 50 canchas deportivas, pudiéndolo hacer PANDEPORTES. Si PANDEPORTES no tiene partida para ello, a lo legal, lo procedente es hacer un traslado de partida.

Que impulse normas para el fortalecimiento de la transparencia en el uso de la cosa pública y la consecuente rendición de cuenta de los funcionarios nombrados. El gobierno  no es una finca privada del que dirige, para contratar y/o nombrar, a la parentela del ala gobernante.

Que conjugue planes creíbles y prácticos para minimizar la desigualdad económica y de género, evitando la proliferación de los subsidios.

Que nombre a personas íntegras y alejadas del amiguismo, dentro de la administración de justicia, que hagan viable que éstas cumplan su papel, con independencia, transparencia y eficacia.

Que permita el ejercicio sin censura, de la libertad de expresión, en todas sus facetas, sin improperios a los comunicadores sociales y a los periodistas que desempeñan sus funciones.

Que respete con sus acciones, la separación de los otros poderes del Estado.

Que impulse una política gubernamental que tienda a fortalecer a la familia, como el principal núcleo en la sociedad evitando leyes absurdas e inconsultas, sobre la libertad sexual en los menores de edad, minimizando hasta la patria potestad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario