miércoles, 19 de noviembre de 2014

La competencia de la Sala Tercera en los procesos electorales



Comentan los medios, que Miembros del Partido Revolucionario Democrático (PRD) en la tarde del 19 de noviembre de los corrientes, presentaron ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Sala Tercera,  una demanda contenciosa administrativa de protección de derechos humanos, con el propósito de que se declare nulo “por ilegal” el decreto 25 del 11 de noviembre de 2014 del Tribunal Electoral (TE), que deja por fuera en las nuevas elecciones en ese circuito a los candidatos del colectivo Denis Arce Morales y Gladys Novoa.

No obstante, esta acción invocada, a lo legal, no debiera ni siquiera admitirse, a mi juicio, debido a que el único ente que puede desvirtuar una decisión electoral tomada por el Tribunal Electoral, es el Pleno de la Corte que lo integran nueve magistrados.

Jurisprudencia. (Caso de Panamá Avanza): Fallo del doce (12) de noviembre de dos mil trece (2013). Sala Tercera

Transcripción literal

“En el sentido apuntado, la jurisprudencia reiterada y sostenida del Pleno de la Corte Suprema de Justicia, en aplicación de lo previsto en el artículo 143 de la Constitución Política de la República de Panamá, ha señalado, tal como hemos indicado en párrafos anteriores que las decisiones emitidas por el Tribunal Electoral en materia electoral, sólo son impugnables a través de la acción de inconstitucionalidad (V. Fallo de 19 de enero de 2009).

Luego de lo expuesto, la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo, en Pleno,  administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO ADMITE la Demanda Contencioso Administrativa de Protección de Derechos Humanos presentada por el licenciado Teofanes López, actuando en nombre y representación de la ASOCIACIÓN PANAMÁ AVANZA, para que se declare nula, por ilegal, la Resolución S/N de fecha 8 de octubre de 2013, emitida Sala Unitaria por el Magistrado Erasmo Pinilla, Presidente del Tribunal Electoral…”

Inferir, que una decisión de tres magistrados (Sala Tercera) puede invadir el terreno electoral, por pretender defender un derecho humano, es delicado y peligroso, pues se estaría trastocando el artículo 143 final de la Constitución.

Constitución

Artículo 143.

Las decisiones en materia electoral del Tribunal Electoral únicamente son recurribles ante él mismo y, una vez cumplidos los trámites de Ley, serán definitivas, irrevocables y obligatorias.
Contra estas decisiones solo podrá ser admitido el recurso de inconstitucionalidad.


Adicional, en sentencia del Pleno de la Corte del 31 de diciembre de 1993 se exteriorizó que las decisiones del Tribunal Electoral únicamente son recurribles ante él mismo, excepto lo referente al recurso de inconstitucionalidad…”




No hay comentarios:

Publicar un comentario