sábado, 20 de diciembre de 2014

Los malos políticos panameños en parodia




1. El político Serrucho. Es el que le pone la zancadilla a cualquiera, para escalar el.

2. El político Novelista. Es el que prometió las estrellas, el sol y el cielo al elector y nunca podrá cumplir.

3. El político Santa Claus. Es el que regala y regala, para procurarse el apoyo de la gente.

4. El político boxeador. Es el que quiere obtener un buen puesto, por medio de la fuerza física y bruta.

5. El político Amoroso. Es el que besa y aprieta a cuantos vea por la ciudad.

6. El político Alzheimer. Es el que se le olvidó, las cosas malas que hizo en el pasado y se la pasa diciendo ahora: “yo no fui; yo no sé nada, y/o, yo no vi nada”.

7. El político Walt Disney. Es el que divulgó una clase de planes para ejecutar, que entraron más bien, dentro del género de la fantasía.

8. El político Mal Clon de Martin Luther King. Es el que se la pasa soñando y diciendo que sueña cosas, para procurar acceder a un puesto y no despierta a la realidad.

9. El político Pacman. Es el que recogió (y/o piensa recoger) plata de donde sea, para sus intereses propios, sin importarle la ilicitud del mismo.

10. El político Tutankamón. Es el político que vive, pensando que estará en un puesto a perpetuidad, por lo que nunca piensa y estará de acuerdo con el relevo generacional.

11. El político Cantante de Ópera. Es el político que se la pasando cantando y cantando las infidencias, para procurar eludir su responsabilidad en una actividad.

12. El político Enfermizo Contemporáneo. Es el político que cuando lo agarran con las manos en la masa, de inmediato se enferma misteriosamente.

13. El político Amor-Fraterno. Es el político que deshonraba la ley a sus anchas, pero cuando las autoridades le exigen cuentas, invoca el apego al amor familiar.

14. El político Culilloso. Es el político que cuando estaba en la buena, sentía que lo amaba la humanidad, pero cuando cae en la mala, ve fantasmas, para victimizarse.

15. El político Mitómano.  Es el político que se la pasa mintiéndole a la gente de manera descarada y cree que el pueblo le sigue creyendo sus sinvergüenzuras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario