sábado, 28 de marzo de 2015

El IMA y la supuesta desviación de poder




Es inaudito que el IMA haya adjudicado, más de 90 contratos a un sólo proveedor (los medios así lo han dicho). Esto a mi juicio pudiera ser una desviación de poder censurable y punible.

El nepotismo es un detalle.

¿Qué es la desviación de poder?

Es la emisión  o  celebración  de  un  acto  administrativo  con  apariencia de estar ceñido a derecho, pero que se ha adoptado por motivos o para fines distintos a los señalados en la ley. (Ley 38 de 2000).

La Sala Tercera de la Corte ha dicho que las autoridades administrativas actúan con una finalidad ilegítima al expedir actos de su competencia, al menos en los siguientes casos:
1.-Cuando el acto se expida obedeciendo a un móvil de tipo personal, como un interés privado o el espíritu de venganza.
2.- Cuando el acto se expide por un móvil político ilegítimo como cuando, se toma la decisión con el único objeto de perjudicar a un adversario político y
3.- Cuando el móvil del acto es el interés de un tercero, lo cual se produce cuando la decisión está dirigida a favorecer a un particular en detrimento de otro.
 (Cfr. Sentencia de 3 de mayo de 1994 de la Sala Tercera).

Por su parte, el artículo  162 de la ley 38 de 2000, reza que los   recursos   podrán   fundarse   en   cualquier   infracción   del  ordenamiento jurídico, incluyendo la desviación de poder.

El Ministerio Público,  ya debiera oficiosamente iniciar una investigación en este caso y seguir el derrotero del PAN.


Declaro que el reglamento del programa para la solidaridad alimentaria, creado mediante Decreto Ejecutivo No. 64 de 2007, por el otrora presidente Martín Torrijos y que ha permitido estas contrataciones  por invitación, tiene visos de ilegalidad, ya que la ley de contratación pública, (ley 22 de 2006) no permite esto. Las adquisiciones de este programa, violan a mi juicio, directamente esta ley 22, de manera grosera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario