jueves, 23 de julio de 2015

Los 70 nuevos vagones del Metro



El Consejo de Gabinete autorizó al Metro de Panamá, S.A., la contratación directa, al Grupo Empresas Línea 1 para el suministro de 70 vagones totalmente compatibles con los trenes existentes, además de adecuaciones a las instalaciones de línea y  patio  de la Línea 1 por un monto de B/.157 millones. 

¿Y por qué no se hizo la licitación pública?

En mi concepto, hubiese sido bueno el haber hecho primero, una licitación pública transparente, con un pliego de cargos  de características similares al de los vagones existentes en el METRO y si nadie acudía al acto, entonces sería aceptable el pensar hacer la compra directa mencionada.

Si ayer se criticaron las compras directas, hoy no debiera ser la excepción.

Defender la viabilidad de una compra directa por que el contratista fue el que suministró los vagones existentes, avalaría más bien, una tesis monopólica comercial  y dicho acto, podría afectar la libre empresa y la plena justicia en la adjudicación.


El trámite de selección de contratista siempre debe alcanzar la plena justicia en la adjudicación, esto significa según la Corte Suprema de Justicia, Sala Tercera, en la sentencia de 27 de abril de 2009, que el procedimiento debe ceñirse a criterios de legalidad, objetividad, debido proceso, igualdad de trato entre los oferentes, publicidad, transparencia, lealtad y libre concurrencia, entre otros. No se garantiza la plena justicia en la adjudicación cuando se favorece ilegalmente a un oferente en detrimento de los otros o cuando se evalúan las propuestas exigiendo requisitos o trámites no previstos en la ley con el fin de descalificar con ligereza la participación de los proponentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario