jueves, 17 de septiembre de 2015

La justicia está enferma en Panamá





La justicia en Panamá está enferma. Requiere de un tratamiento de inmediato, para que no haga metástasis.

No se entiende, como a personas investigadas, por la misma comisión de supuestos delitos, estén en detención preventiva unos y otros investigados no.

No se entiende, como los hijos del pueblo, que cometen infracciones, no gozan de las mismas medidas cautelares y de domicilio preventivo transitorio, que los de alto perfil investigados.

No se entiende, como los casos en la corte suprema de justicia, se demoran en exceso.

No se entiende, como las denuncias contra los magistrados de la corte suprema de justicia, que están radicadas en la Asamblea Nacional, no avanzan como corresponde.

No se entiende, como el funcionario de instrucción, en el Ministerio Público, impone las medidas cautelares, a veces de manera, hasta desproporcionada y sin honrar la uniformidad en muchos casos.


No se entiende como los jueces de grado inferiores, tienen  criterios judiciales diametralmente opuestos, al de los mismos magistrados de la corte suprema de justicia, inclusive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario