domingo, 3 de enero de 2016

Lo bueno y lo malo del discurso presidencial




Lo bueno
Que instó a los funcionarios a rendirle cuentas al pueblo panameño con lealtad.

Que se informó que iniciarán la elaboración del Plan Nacional de Recolección y Tratamiento de Desechos Sólidos a nivel nacional.

Que se convocó a los actores a un Diálogo Nacional para definir el Sistema de Educación Pública con visión de Estado que demandan nuestras presentes y futuras generaciones.

Que anunció la decisión de convocar a todas las fuerzas políticas y sociales del país para que a través de la Concertación Nacional para el Desarrollo iniciar un Diálogo con miras a la adopción de un Plan Estratégico Nacional con visión de Estado “Panamá 2030” que nos permita hacer realidad los 17 Objetivos de Desarrollo (ODS), aprobados en el marco de la  pasada Asamblea General de las Naciones Unidas. (Para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático).

Lo malo

Que fue extenuante y poco esperanzador.

Que no hubo palabras de arrepentimiento o de disculpa pública, sobre algunas acciones cometidas por su gobierno, que no han sido bien acogidas, por la comunidad.

Que se puso al soslayo la idea de convocar a la asamblea constituyente paralela, que prometieron en campaña electoral.


Que siguen ponderando como efectiva la estrategia de seguridad ejecutada por el Ejecutivo, en detrimento de la percepción ciudadana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario